2.6.10

Mal acaba el cuento de las reinas de Ubú

Epílogo y moraleja:

Pensó dos segundos justos antes de hablar a las reinas de Ubú:
Ahora se abrirá la tierra y os tragará a todos.
No siempre va a tragarme a mí mí mí mi tierra.

Si la tierra decide abrirse, dejaré de ser Ubú de las reinas.
Y las reinas ya no serán más las reinas de Ubú.

Como brujas sin escoba las reinas vuelan sobre la tierra, no redonda como una naranja, redonda como una patata no redonda, no algo achatada por los polos, achatada por donde le da la real gana que para eso es el reino de Ubú en la tierra, famoso por sus célebres frases:
Aquí paz y después guerra.
Si la sangre de la guerra llega al río, lancémonos a los arenales.

¿Quedarán arenales en la patata de Ubú?

( Publicado en el Nº 9 de The Children's Book of American Birds.)