19.3.12

Desde lo más abrupto de ti o de mí con los nombres desde afuera subrayados y tachados, los pronombres idem de subrayados y tachados, en hechos repetitivos y lentos aunque a cien kilómetros por hora parece difícil tacharse de las mesas donde el pan se dispone cortado en rodajas y listo para que las manos de comensales antiguos sentados y dispuestos las recojan y troceen con la lentitud de la ausencia grabada sobre manteles impolutos, comensales que ya solo viven en la realidad imaginaria.

No hay comentarios: