20.6.11

Fotografías del álbum familiar

Cuando entré aquella tarde en casa de mi madre el corazón me dio un salto
un brinco abrupto y fuerte
sobre la mesa tenía desparramadas fotografías antiguas
color sepia
en blanco y negro
y amarillentas
no quise decir nada
solo miré atentamente a mi madre
intentando calcular la gravedad de su enfermedad

mi abuela
la madre de mi madre
o sea su madre
el año de su muerte había sacado todas la fotografías
y cada tarde las seleccionaba
unas al fuego
otras las dejaba en el álbum
otras nos las iba dando
después de su fallecimiento comprobamos que apenas quedaban fotografías en el álbum familiar de la abuela
que se habían ido muriendo con ella en las tardes de invierno

lo mismo hizo el marido de mi madre
mi padre
en sus últimos meses de vida las fue agrupando por orden de parentesco
y las había ido reviviendo en los días de un verano inacabado

las fotografías que mi madre tenía expuestas sobre la mesa del comedor
no eran suyas
se las había entregado su hermana el último día que fue al pueblo
porque ya nadie reconocía a los tíos-abuelos bisabuelos y amigos de estos
ya nadie acertaba a ponerles nombres
pero si la hermana de mi madre este verano revisa las fotografías del álbum familiar
he pensado que dada la trayectoria de la familia
quizá deberíamos empezar a despedirnos de ella.

5 comentarios:

Rayuela dijo...

aviso de partida...

permanecer en fotos?



como siempre, un placer leerte.

mil besos*

mjromero dijo...

Rayuela,
creo que es una coincidencia de partida, porque nunca miramos las fotografías, ahora ya ni se hacen, queda casi todo digitalizado. Pero mi abuela leía mucho hasta ese año que le dio por 'hacer limpieza' de sus cosas. Y la semana pasada fui a casa de mi madre y me dio...
Un beso.

Anónimo dijo...

Me gusta el tema que planteas pero me da mucha intranquilidad eso de que las cosas permanezcan cuando uno no está.
Un beso
Olvido

Ico dijo...

como las fotos antiguas..las caras, los nombres se difuminan y entramos en poco en la niebla del olvido..

mjromero dijo...

Olvido,
nada permanecerá a no ser el recuerdo.
Creo que harás como mi abuela y mi padre, lo tirarás casi todo antes de irte.
Sigo leyendo tus textos, pero he perdido alguno a causa de un script o algo así.
Un beso.



Ico,
algunas fotografías antiguas son preciosas...
Un beso.