12.6.11

De cómo el camino se elevó de la tierra como si fuera un árbol sin ramas y atravesó las caras y surcó los ojos retina adentro y los dejó vacíos y fueron solo huecos destino sin destino

y el tronco que antes fue camino alimentó las bocas y se hizo lengua y de los dientes hizo semillas y las pepitas anegaron el estómago y brotaron palabras como hojas

y el tronco se multiplicó en ramas que echaron raíces y asentó al hombreárbol en el camino

y el hombreárbol equivocó su destino y se hizo roca y se lanzó como caliza rota a otras piedras y las hojas se petrificaron y se escacharon y nació un gran desierto de piedras.

De arcillas y hojas

No hay comentarios: