2.5.11

Un día cualquiera puede ser en movimientos mínimos e insignificantes

abro la ventana y la cierro
abro la puerta y salgo de casa y me cierro
sobre mis punteras
no las de los pies
me cierro sobre mis punteras neuronales
traspaso dos puertas más previamente abiertas y cerradas
ciego mis ojos con música para no conocer para no hablar
voy abriendo y cerrando los pasos
no quiero ser fuerte
si volviera a nacer no me renacería
ojo de insecto
ocelo simple y bifurcado
no escribiría para vos
leería para vos los signos bifurcados
las ramas rotas de los árboles viejos
buscaría el nombre del último insecto que vi correr sobre una baldosa
me cercioraría de que sigue existiendo aunque no sea nombrado
y recuperaría el ojo ciego que atraviesa la ventana ciega e ilumina los tejados rojos
de tejas árabes y recuperaría la última versión del mundo
cuando ser feliz era vivir sobre las ramas
o debajo de las briznas de hierba.

11 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

El origen que de tan lejano lo tenemos delante y no lo queremos ver, lo sencillo es inalterable, pero la ceguera nos impide sentir, salir...

Cariños achuchados

mjromero dijo...

Begoña leonardo,
sí el origen de todo esto quizá, que nos lo hemos complicado todo tanto que ya no sabes a veces por dónde o hacia dónde correr...
Un abrazo grande.

Anónimo dijo...

qué borgiano no?
lo de la última versión del mundo
me encantó

Un saludo para vos

Olvido

mjromero dijo...

Leí a Borges hace tanto que solo recuerdo las impresiones de su lectura, nunca acabó de convencerme, luego leí sus poemas, me convencieron menos. ¿Dónde tenía 'el corazón'? ¿era por su madre?¿por su madre fue su ceguera? me parece un hombre para novelar.
A pesar de todo esto es un elogio que haya podido quedar y permanecer un leve sedimento borgiano, y que haya podido aflorar ahora. Demasiado grande Borges y demasiado ocelo insectívoro yo.
Un abrazo.

Isabel chiara dijo...

Renacer en esas ramas será quizás la última oportunidad; mientras tanto, taponarse los ojos y los oídos la mayoría de las horas.

Besos

mjromero dijo...

Isabel chiara,
o eso o abrilos hacia otra parte.
un abrazo.

Ico dijo...

"cuando ser feliz era vivir sobre las ramas
o debajo de las hierbas "
sencillamente precioso..abriendo y cerrando puertas ..

mjromero dijo...

Ico,
lo primero que hago todos los días es abrir ventanas, luego cerrarlas antes de salir.
Se empieza con un detalle y..., a veces cuesta hilar y terminar.
me alegra que te guste.
Un abrazo.

josechu dijo...

Uno es lo que desea ser.
un abrazo

mjromero dijo...

josechu,
en parte es cierto, pero no siempre somos lo que deseamos, a veces ni somos.
Un abrazo.

Yelrihs dijo...

No importa lo que somos, lo que importa es si lo aceptamos. me gusta el estilo.