12.3.11

Escenas variadas sobre los mismos escenarios 3

desde que papá murió leo las esquelas que cada día aparecen pegadas en las paredes de la ciudad
cuando las leo sé que la muerte no devuelve a nadie a la vida
desde que soñé que llamaba a la puerta de casa
y le grité histéricamente y con miedo vete estás muerto
y lo grité y lo grité
sé que no volveré a soñar con él
no hubo portazo
porque ningún muerto abre puertas

imagino su vida de niño y la de sus hermanos
y la de los abuelos
como podría pensar en los melones amarillos del verano
formando parte del colorido del mercado de la ciudad

ninguno de mis hermanos sabe que escribo en ellos
ninguno de mis hermanos sabe que voy desapareciendo los recuerdos en cuanto escribo
que no hay distancias que salvar
que solo es un caer
callarse
hablar sin decir nada
un color amarillo limón
muy ácido

No hay comentarios: