24.1.11

Para aquel hombre el recorrido siempre era idéntico

por las mañanas salía desde el mismo punto de partida
y daba la vuelta en el mismo punto de retorno
algún día será así
sin la perspectiva del tiempo o del espacio
o simplemente con perspectivas más simples

por las mañanas desde Islandia a Portugal
siempre con temor a perderse

en esa línea geográfica su tiempo se quebró
y se hizo el tiempo de jaulas cerradas
y se hizo un cuerpo como una figura cubista
fragmentado
desfragmentándose

tiempo de pies mutilados
dentro del zoo.

4 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

La rutina nos mata, pero el río de la vida por suerte es imprebisible, sus corrientes nos llevan...
Besito

mjromero (alfaro) dijo...

Begoña Leonardo,
y cuando el río de la vida se hace rutina..., hasta la próxima estación.
Un beso.

arena dijo...

vamos a seguir la línea recta desde el principio hasta el final para no perdernos

un abrazo

mjromero (alfaro) dijo...

arena,
una lúnea recta sí que será facil seguirla, si una no se pierde por las ramas.
Un abrazo.