25.9.10

Entre paréntesis vive el poemas o menos

este yo que cada día es menos maldito
(en el sentido de maldita voz que grita)
y es más mudo y paralelo al agua
(que no es su agua
doctor
que no es lágrima
es agua aguacero)
y que se diluye
o se condensa hasta hacerse pesado
y caer de sí mismo
o de mí misma
(no son las palabras lo que limitan mi mundo o el suyo
ni siquiera la ausencia de palabras
cuando se inicia el proceso

proceso: compacte mis yos doctor

compactar todos  los procesos)

7 comentarios:

ana sáenz dijo...

grita hasta que el mundo se parta por la mitad y el agua de las lágrimas se evapore

un abrazo

Begoña Leonardo dijo...

Ese yo que es agua, que le grita a las palabras, que mudas perpetúan la caída...

Arrumaco zamorano para ti.

mjromero (alfaro) dijo...

Ana y Begoña me habéis pillado con la puerta abierta, ay, al menos esto es un casi poema, más o menos, no como lo anterior.
os agradezco vuestra lectura y vuestras palabras.
Abracísimos para las dos.

la chica de las biscotelas dijo...

me ha encantado este texto, me gusta lo de la compactacion del yo, lo del agua que no es lagrima sino aguacero, de ese que estimula el frescor y el crecimiento, de uno mismo, de una misma, que coño. Me ha gustado entender asi tu entrada y me la llevo porque expresa bien mi momento. Gracias!
(tengo un virus de tildes, asi que cada cual aporte su entonacion).

mjromero (alfaro) dijo...

la chica de las biscotelas,
no puede suceder la compactación de los yos que somos, o quizá sí, no sé, tampoco me importa demasiado, es lo que es y nada más.
jaja... estamos virusadas, lo mío no es un virus pero me peleo con las mayúsculas.
Me alegra expresar mis yos identificativos con alguien.
Un abrazo.

Ico dijo...

Cuando uno está desgajado, desfragmentado necesita ser compactado, pero no creo que un doctor alcance tal hecho... de ahí la ironía perenne de tu poema..

mjromero (alfaro) dijo...

Ico,
digamos que es un vocativo que no evoca, que no voca... boca...nombra realmente a alguien real y concreto?
Un abrazo.