6.5.10

Estrellas cayéndome en aguaceros

Eres una deslenguada.
Eres una descentrada.
Céntrate.
Cétrate.
Tirabuzón de albinas.
No lances piedras a las piedras.
Ni margaritas a la nada.

Te traigo tinte
tierra de egipto
rimmel de valencia
rouge francés
bronceadores del sur
naranjas de la habana
del señor sansfidel
palitos de sándalo
flores de primavera
eclipses de voz.

Yo solo queria pétalos de margaritas
y ron mucho ron de la havana
y clubes de manjatan
y basuras de europa central
y quizá un poquito de rouge francés
sin piel

basuréame
basuréame más
que podrás

¿y dices que te llaman ego maniac?

O me llaman.

No me salpiques.

4 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Pues a mí estos versos me han salpicado. Y eso que el t´tulo del poema parecía insuperable.

Ico dijo...

Genial.. egomaniac.. hay que descerrajear el yo, desmembrarlo, descuartizarlo y que se expanda en las estrella..

alfaro dijo...

Jose Zúñiga,
jaja... botas y paraguas para los aguaceros.
Un abrazo.


Ico,
pero no demasiado que el descuartice me suena a carnicería...,jaja...
Un abrazo.

Begoña Leonardo dijo...

Me ha encantado, fresco dinámico con unas gotas de perfume de cínica incontinencia, te felicito.

...Y te abrazo fuerte.