23.1.10

Los nativos me sobrevivirán, dijo la voz, si logro ver la salida del sol.
Los nativos estaban muertos
como la voz
también muerta
y yo no fui
al otro lado del espejo
yo no pude ir

yo me quedé mirando
aire fuerte para el invierno
galernas sobre el mar

acorazado el córtex
los animales sobreviven
acoraza tu córtex
y que my heart se calle

ningún nativo es un superviviente
my heart
sin voz.

7 comentarios:

ana sáenz dijo...

no marches al otro lado del espejo, quédate aquí, al lado del mar

un abrazo

Ico dijo...

tus poemas siempre me sugieren cuentos,tienes esa habilidad crear imágines que se proyectan en relatos.. oigo a los nativos... están al otro lado del espejo..

alfaro dijo...

Ico,
es el mejor elogio que puedes decirme, que a partir de estas cosas que escribo alguien pueda escribir cuentos, poemas o lo que sea,
esa frase es como una imagen que he visto, me la he imaginado en un contexto determinado dentro de casa, también escribo para volar cuando me cuesta hasta respirar.
Gracias y un abrazo grande.


ana sáenz,
sí, mejor quedarse al lado del mar, para ir al otro lado siempre hay tiempo.
Gracias, un abrazo grande.

Jose Zúñiga dijo...

Sí, tú sí has ido al otro lado del espejo. Hoy, sí. Probablemente el espejo en que siempre te miras (no es metáfora)

virgi dijo...

Cruzar al otro lado tiene sus ventajas. Pero hay que saber por dónde, para qué.
Cuídate, maravilla de corazón

Begoña Leonardo dijo...

M atrapan tus palabras desde el primer verso, pero "ninún nativo es superviviente", esto da para mucho, tendré que dedicarle algún tiempo, ya sabes que me pasa como a Ico.

Te abrazo.

alfaro dijo...

José Zuñiga,
Virgi,
Begoña leonardo,
desde este lado del espejo adonde habéis llegado con vuestros comentarios, gracias y abrazos.