5.11.09

Sábados a última hora de la tarde

A partir de ahora vos serás blanco
como yo
todo blanco por fuera y pura negritud
por dentro como yo
como mi nombre guaraní en vos
tranquilo y adormecedor
vos
en calma lineal
no como ellos solemnes y múltiples
que se tropiezan con las punteras de sus zapatos
y levantan el pie para pisotearse mejor
no así nunca quizá
que llego a ojos
del hombre tiroideo

mejor
no
levante yo la huella de mi pie descalzo

mejor quizá nunca hasta el hoy
que sigo con huellas en el aire
con el pie descalzo dentro de la huella
y el zapato doliéndose
por huellas que aún están dentro del pie.

12 comentarios:

Begoña Leonardo dijo...

Dejemos las huellas dentro de los pies confortabñes y sumisas, pero ligeras como la espuma.

Arrumaco.

Ico dijo...

Los pies desnudos, no domesticados, no civilizados...comparto esa cosmogonía de lo natural y salvaje.. mejor sin zapato..

alfaro dijo...

Ico,
ahora que leo tu comentario... claro si la cabecera de tu blog tiene unos pies descalzos, desnudos, y dices eso de la mujer pata...
Gracias por el comentario.
Saludos.


Begoña leonardo,
no sé qué haremos con las huellas o qué harán ellas si adquieren vida propia.
Un beso.

Calipso dijo...

Sigo con huellas en el aire... dices,

y pienso en cuantas huellas quedan por andar, y todas aquellas que se desdibujaran, y las que no llegaran a ser y se quedaran en aire y nada mas.

Precioso tu poema Alfaro, me hace reflexionar.

Un arbrazo

Bel M. dijo...

Hermoso, hermoso, hermoso, casi tanto como aquél, mi preferido, "Nada que sé de vos". Este vos, sea quien sea, si es que realmente es alguien, te inspira maravillas.
Un beso.
Por cierto, ¡qué cambio! ¿Y aquellos colores ácidos? No es que no me gusten éstos, al contrario... pero me han sorprendido.

alfaro dijo...

Calipso,
quedan huellas por encontrar, huellas por marcar,
gracias,
un abrazo.


Bel M,
me cansó ver siempre el mismo color, ayer orange iba fatal y me entretuve en esto,
voy a cambiar el color de vez en cuando,
me alegra que te guste.

ZenyZero dijo...

Puedo decirte (debo) que me has dejado sin palabras.

O mis palabras están también tan desnudas y tan adentro de una huella. Pero no sé lo que me duele, quizá seas tú.

Un abrazo (Me ha encantado)
Chuff!!

alfaro dijo...

ZenyZero,
hay huellas llenas de palabras, así que si estás dentro de una de esas estás bien,
yo puedo doler, también puede doler una piedra en un zapato, en ese caso ... jaja... creo que lo escribí hace poco y vuelvo a pensarlo
en ese caso tira el zapato,
porque todos se quitan el zapato y tiran la piedra y vuelven a ponerse el zapato,
pero si tiras el zapato ya no habrá más piedras en tu zapato.
Un abrazo.

ZenyZero dijo...

¿Y cómo ando?, ¿descalzo? Entonces todas las piedritas se me incrustarán en la planta del pie y tendré que hacer un curso de fakirlogía rápido. Prefiero el zapato con su china que entra una y otra vez. Después de mucho tiempo, hasta le llegas a querer.

Bueno, sólo eso
y besos
Chuff!!

alfaro dijo...

ZenyZero,
gracias por tus comentarios,
sí que quisiera levitar o ser un fakir, pero casi siempre me quedo sin zapatos y con pies en tierra.
Un abrazo enorme.

AnaSáenz dijo...

arranca la huella para que no te duela

saludos

alfaro dijo...

AnaSáenz
no me gusta arrancar huellas, prefiero que se borren se vayan poco a poco desdibujando o marcando más.
Un abrazo.