11.10.09

Que te diviertas, nena

La araña duerme todavía en él:
Escribes un diario. Casi todo en griego.

La araña se despierta en ella:
Ah, por si lo lees, para que no lo entiendas. ¿Pero lo lees?

La telaraña, red para las caídas libres:
Claro, quiero aprender griego.

La araña en posición de alerta:
...o física nuclear.

5 comentarios:

AnaSáenz dijo...

las arañas son grandes tejedoras de palabras

un saludo

alfaro dijo...

...y de fobias...
en este caso es metafórica, palabra fobia por el sentido que une a los dos hablantes... ya no sé si hablan ellos o la fobia...
saludos.

ZenyZero dijo...

También las palabras pueden ser telas de araña, sutiles redes donde las víctimas se dejan atrapar por un depredador que selecciona bien su despensa. Y la ciencia —mientras tanto—, entregada al abismo de un idioma que nadie entiende. O por lo menos, sólo logramos ver la superficie de seda que nos captura. Estamos todos equivocados..., y no sabemos leer.

Un abrazo!!
Chuff!!

alfaro dijo...

ZenyZero,
sí, las palabras tejen a nuestro alrededor un campo magnético,
pero vaya problema cuando el campo se desmagnetiza,
entonces buscamos caminos de seda para no hacernos pupa.
Un abrazo (y the logical song).

ZenyZero dijo...

Me encanta supertramp!
Chuff!!