4.6.09

Mentiras que no diré mirándote a los ojos

Cuando no veas un pequeño punto en el envés de una hoja verde
de cualquier árbol
o no puedas distinguir el dos del tres
y no aciertes a ponerle nombre a mi cara
o no te cuadre mi risa con mi voz
cuando creas que mi cuerpo fue el centro de todos los nudos gordianos
hechos por mariposas negras

o cuando yo
sola
absolutamente sola
no ahora
ahora no
cuando llegue ese cuando
de soledad tan soledad
que no puedo imaginarme

o cuando ellos al fin
al fin ellos
los que no llegan nunca
atraviesen el dintel de mi boca
y desfilen sobre mis dientes
y se eleven a mis pupilas
y recorran mi nervio óptico
hasta quedar
también ellos incrustados
en mí

cuando todo este nudo
sea el nudo gordiano más perfecto
hecho sobre mi cuerpo

cuando
cuando
cuando la mentira

leerás que miento
ramas de árboles
lejos de las raíces
ramas injertos
miento bosques talados
muñones de sombras
y varilllas rotas
de paraguas
miento
no para evitarme la lluvia
miento para evitarme al sol
y que su resplandor pase de largo

en la mentira.

9 comentarios:

(* dijo...

Mentiras mojadas se vuelven verdades. Mentiras al sol, siempre mentiras. ¡Este poema es increíble!

Un dulce beso.

alfaro dijo...

Luna,
gracias por leerlo y por decirme algo,
un abrazo.

Madeja de Palabras dijo...

Cuando llegue ese cuándo,
yo seré soy
y tú serás eres.

Sin adjetivos

Muchos besos

Begoña Leonardo dijo...

Mentiras de ida y vuelta, que rebotan frente tu frente y son muy fáciles de digerir para alguien que no sabe del mar. Pero tú. sí que sabes...
Besazos.

Verbo... dijo...

Lo has dicho: Cuando.

Cuando -mientras- seguir hasta que llegue a la puerta...

besos.

alfaro dijo...

Madeja de palabras,
tienes razón cuando llegue el futuro seremos presente en él.
Un beso.


Begoña Leonardo,
mentiras cuento, cierras los ojos y piensas mentiras del bosque, mentiras de niños.
Un beso.


Verbo,
si la puerta... está lejos, y el cuando al otro lado de esa puerta,
esto me recuerda que al otro lado de la puerta puede estar un cuando de mar y caerte...
Un beso.

Isabel chiara dijo...

Siempre se espera algo, hasta de la mentira

Un abrazo

Miguel A. Guevara dijo...

Es la imprecisión esperada que e sresultado del trasgresor tiempo...

alfaro dijo...

Isabel,
¿Y tan idiotas seremos relmente?
Un beso.


Miguel A.
tiempo.., transgresor..., no lo sé.
gracias por el comentario.