12.5.09

Identidades

Alguien grita: Todos a tierra.
Y no es el mar
ni siquiera la tierra.

Aparece un perro negro y flaco:
No te arrepentirás,
has dado tu palabra.
Lo muerdo con rabia,
es la única forma que tengo
de calmar mi propio miedo
sin ser devorada,
he dado mi palabra
he dado mi palabra
oh por qué he dado mi palabra
a quién he dado yo mi palabra
que he de cumplirla vorazmente,
me atraganto con la lengua del perro
que alguien me arranque este idioma de perro
que empaña todas mis palabras.

Será un perro castrado
de todas sus voluntades,
busco un túnel
para ocultar mi voluntad
una voluntad cualquiera
una voluntad manzana
o una voluntad desierto
o una voluntad cuerno de ciervo herido
no una última voluntad
para ella habrá un puente
muy alto y muy largo
y le darán el aire y la luz
y llegarán al túnel
que resguarda todas las otras voluntades
lejos de la boca del perro flaco
lejos de los dientes del perro negro
de los colmillos sangrantes
de esta jauría que consume y consagra
oscuridades.

12 comentarios:

Johan Bush Walls dijo...

Pues si lo cumple se habrá hecho su santa voluntad.

Salú pue.

alfaro dijo...

A ver, aver...si se cumple, aunque no se santa.
Saludos, Johan Bush Walls.

Isabel chiara dijo...

Ayer estuve varias veces rondándolo, una y otra vez, y me inquieta esa lengua de perro castradora. Ayer también estuve oyendo en radio 3 poemas de Antonio Vega, inéditos algunos y, gracias a mi nefasta memoria, olvidé uno de los inéditos que me hizo recordar este poema. Hablaba del cansancio de la noche de ser tan larga y tan oscura. No sé, algo así. Intentaré encontrarlo.

Un abrazo

alfaro dijo...

Isabel,
cansada nunca hubiera podido escribir versos largos ni poemas largos..., sin embargo, ayer fue un día tan agotador que ni pude contestar los comentarios,ese es un cansancio físico al que a veces se une el oto cansancio, el que habla a la noche...
es difícil entender el poema, ni lo intentes, el perro es algo negativo, muerde, puede ser rabioso, y aveces yo soy mi perro y mi propia devoradora de mi vida y de la vida de los otros,pero la palabra que debía salverse simpre por si misma , es la que expresa nuestra voluntada, las pequeñas voluntades que parecen no llevar a ningín sitio..., la voluntad manazana..., y luego está la otra, la fuerte, la que da fuerza y llegará hasta el final, esa última voluntad es la que nos lleva, y es la que nos da la identidad, la que hace que sea YO, y no nosotros.

se me olvidó decirte del DVD...las imágenes en que nace ese mundo nuevo de color naranja..., y hasta con piel de naranja, un mundo fruta... ¿podrías hacer algo para que esimagen se quedase en la ciudad? con el nombre o la firma del autor, por supuesto.

Un abrazo muy fuerte.

Isabel chiara dijo...

Por supuesto que sí, te mandaré varias para que elijas la que quieras. Aún sigo viendo cómo colgarlo en algún sitio; el problema es que para que pese menos hay que bajar calidad y llega a límites patéticos. Pero sigo intentándolo con Alberto, un hacha para las NNTT.

alfaro dijo...

Ah, pues me lo mandas por email...
a ver si yo me arreglo,
y los nombres de los que lo han hecho posible, pero sobre de la cabeza que lo dibujó.

Carla dijo...

Me gusto mucho Alfaro! Te felicito!

alfaro dijo...

Carla,
muchas gracias.


Isabel,
lo de enviarme por email se sobreentiende la imagen del mundo que nace, no el DVD...., que yo no tengo ni idea de esto.

Rayuela dijo...

Me conmovió tu poema, Alfaro.
Tus palabras son poderosas.


Estuve recorriendo tu blog,me gustó mucho;en todo lo que leí me ha gustado el uso particular que hacés del lenguaje.Te visitaré para seguir leyéndote.

Te dejo un beso.

CROMOSOME dijo...

Siempre que se recurre al túnel; nunca se encontrará nada eficaz... nace lo catastrófico, y muere la luz venerable.

Genial el blog...
Saludos.

ZenyZero dijo...

Yo tengo un grillo muy grande que lo quiero mucho. Un día lo solté junto al porche de mi casa de campo, frente a un bosque de pinos, y comenzó a saltar y a volar torpemente. Al final se posó en uno de los cables de alta tensión y comenzó a cantar. Los cables de alta tensión están preparados para que se posen los pájaros y tienen otros cables falsos por los que no pasa corriente. El grillo llevaba unos bombachos preciosos que yo le hábía hecho. Pegó un saltito y se puso en el otro lado del cable auténtico, no el falso, y cayó al suelo achicharrado. Me miraba con carita de pena, tenía los bombachos quemados y con agujeros. Al final se quedó conmigo y vivimos juntos. Mi grillo y yo.

Un abrazo. No sé por qué te cuento estas cosas. Por favor no se lo digas a nadie.
Chuff!!

alfaro dijo...

Rayuela,
gracias por la visita y tu voz.
Un beso.


Cromosome,
hay un mundo subterráneo lleno de túneles,y en ellos hay luces novenerables también,
gracias por la visita y por tu comentario, estuve en tu blog pero me fue imposible dejarte mi comentario.
Saludos.


ZenyZero,
qué gracia...
qué comentario más bueno,
Al grillo le ha pasado eso por haberle hecho unos bombachos, nunca debiste "domesticar" a un grillo,ahora cantará la Traviata en vez de cricri...
¿y qué haré yo ahora con mi zoo si quieren imitar a tu grillo? porque yo no pienso hacer bombachos y no soporto las miradas de las caritas de pena ...
Gracias por este cuento...
Un beso.