5.2.09

Escarabajos partisanos

Cuando ese barón rampante baje de los árboles, me iré con él a buscar escarabajos. Se lo he prometido a Durrell, a escondidas de nuestras madres, que aún siguen bañándose ellas por aguas griegas, porque P. ya tiene su gato y puesto que yo no puedo tener un mono, ni un elefante, ni una triste cobra recogeré escarabajos partisanos, que dicen que si los observas desde su punto de partida hacen que pases noches de viernes inolvidables, extasiados sin extasis, crackeados sin crack, chuleadas vosotras sin chulos, qué ignominia, mira O. que te caes del tacón y deja de hacerme cortes de manga, pero no dejes de mirarme que pierdo el ritmo de mi existencia.

4 comentarios:

Verbo... dijo...

Bien dice un sabio:
Todo depende con la actitud con que lo mires.

Un beso ♥

alfaro dijo...

Verbo,
jajaja... esto no hay por dónde mirarlo, es bastante automático, has debido de leerlo con muy buena actitud,
y te lo agradezco.
besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Me da la impresión de que no me he enterado de un carajo... jajajaja Pero siempre es un placer pasarme por aquí.
Saludos!

alfaro dijo...

... y cómo voy a explicar lo del barón que vive en los árboles y lo de la madre de Durrel...
quizá lo único que importe sea no perder el ritmo de la existencia, al ritmo del barón o al ritmo de la progenitora de los Durrel.
Agradezco enormemente la sinceridad.
Un beso.