4.10.08

Necesito el cuerpo de un pescado en espinas

Doctor, necesito un pescado en espinas.
¿En espinas? ¿Tiene o quiere espinas?
Sí que tengo espinas, doctor, mire, mire, toque, pincho.
Qué va a pinchar, usted es un cuerpo sin espinas.
Entonces las espinas son suyas, doctor, porque algo hay que pincha.
Le digo que no, nadie tiene espinas.
Ah, entonces es la vida que pincha, doctor.
¿Qué vida? yo no le veo espinas a la vida.
Doctor, ¿es que usted no ve? pero si no es la vida será la no vida.
La no vida no existe, porque es no, y no puede tener espinas.
¿Lo ve doctor cómo es la vida la que tiene las espinas?

6 comentarios:

giovanni dijo...

Divertido. La lengua da para muchas realidades.

alfaro dijo...

Sí, a veces para realidades equivocadas...

Fusa dijo...

Me encanta este mundo tuyo paralelo, Alfaro. Es muy divertido, sí, muy ocurrente y original.

alfaro dijo...

fusa,
la ciudad es mi refugio
y este vos es un poco de divertimento ahora que ya he dejado las frases de mi hijo...
gracias...
y beso.

(* dijo...

Ay, ¡¿será posible qué descubra a estas alturas este otro rincón tuyo?! Tiene chispa, casi me gusta pensar que es el complemento a tu ciudad, un bello e ingenioso, como dices, divertimento.

Un placer re-descubrirte, Alfaro.

alfaro dijo...

(*,
Pues..., encantada de verte por aquí también, por aquí vengo mucho menos...
pero sois tod@s igualmente bienvendi@s.
besos.