13.9.08

Obviedades de mi planeta tierra

Un hijo dijo: Cada día me parezco más a un macarrón.
Y una madre, que ya ni es madre, le contestó: No me extraña, porque yo cada vez me siento más una pasta pastosa y hace tiempo que no estoy en este lugar, ni en otro.
Cuando deje de ser hijo es evidente que ya no ocuparé el lugar freudiano del padre, puesto que el padre ha dejado su lugar y nunca lo he ocupado, me volatilizo por los aleros de mi inconstancia.
Y si el padre ya no está y la madre no se sabe por qué lugar va y yo, puesto que anido en los aleros con mis vecinas aleras, tampoco estoy...¿quiénes son los que están en nuestros lugares?
y ¿usted, doctor, sabe qué lugar ocupa en toda esta historia?

5 comentarios:

elshowdefusa dijo...

Qué gracia me ha hecho lo del macarrón. Me pregunto qué puede pasar por la mente de ese hijo para llegar a esa conclusión.

No creo que el Doctor sepa nada... nadie lo sabe.

Un beso.

alfaro dijo...

fusa,
estos diálogos disparatados no responden a nada ni a nadie en concreto a no ser la ausencia de ideas a estas horas.
y acabo de ponerles una etiqueta a los 3 que tengo de momento.
Ahora me largo a la ciudad ya está bien de trastear por aquí.
buenas noches.

Sara dijo...

Más q un macarrón, me gustaría ser uno de esos lacitos de colores, y estar en una ensalada muy rica con atún y huevo duro, y q me comiera la gente q kiero.
Ese sería un buen sitio para estar.
Un beso.

alfaro dijo...

sara,
una obviedad más..., no,
mejor que no seas ni macarrón ni lacito tricolor y que nadie se coma a nadie, desaparecer no merece la pena.
un beso.

Sara dijo...

... pero, ya q voy a desaparecer de todos modos, me sigue gustando esa manera de hacerlo.
Un besico.