8.6.08

Examen con anís

Estamos en exámenes, que es como decir estamos en cuarentena, porque estamos todos en casa con los codos sobre la mesa. Hoy, además estoy pendiente del Sporting. Pues para el examen nada mejor que una copa de anís, estoy que me parto.
-Es que estoy muy nerviosa, abuela -le dijo la hermana de C. a su abuela- por el examen de mate del jueves por la tarde.
Y le contestó su abuela:
-Pues... ¿Por qué no tomas una copa de anís?
Aún nos estamos riendo, porque además para rematarlo añadió:
-Pues igual me la tomo cuando vaya al examen práctico de conducir porque ahí sí que me voy a poner nerviosa.
-Pero cómo vas a examinarte de conducir con una copa de más, a ti ya ni te examinan.
-Eso, y que te hagan el test de alcoholemia antes de entrar en el coche.
Cuando vamos para casa nos despedimos:
-Hasta luego.
-Hasta mañana. Y no se te olvide tomar el anís, para los nervios.
Si es que las abuelas tienen remedio para todo, menos la mía que sólo me dice:
-Lo mejor para hacer un examen bien, L., es que vayas descansado, así que acuéstate pronto y duerme.
Y mi madre añade:
- Eso, y vas tú, L. y te duermes en los laureles, media hora en la ducha, otra media hora con el secador, diez minutos con la gomina. Eso sí, el desayuno en cinco segundos va. Tu problema va a ser llegar a tiempo como algún examen sea a primera hora de la mañana.

2 comentarios:

elshowdefusa dijo...

Lo mejor es estudiar... porque mira que yo duerme, ¿eh? Y no da resultados, jajaja. Quizá pruebe la copita de anís... ya te contaré.

Suerte con tus exámenes, Alfaro.

alfaro dijo...

fusa, estudiar es lo pactado...no le veo la novedad.
A mí ganas me dan de probar con el anís también y si fuera anís de guindas...
suerte tú también, fusa.