9.3.08

Elecciones

Hoy, día de reflexión; mañana, día de votaciones. Por unos meses no puedo votar. Un voto perdido, y qué decidido que lo tengo. ¿Son estas reflexiones igual que las reflexiones de filosofía que nos manda hacer H.?
Menuda mañana, con la abuela, aún está convaleciente y no ha aguantado el paseo. No lo he pasado mal, pero pensaba en los dos exámenes de esta semana.
R. pasa a ser mi mejor amigo, no es tan infantil como D. y como J., con él tengo conversaciones más serias y nos aconsejamos, algo así como el hermano que siempre quise tener.
Mi padre, como siempre, sin acercarme demasiado. Mi madre en cambio me preocupa, está medio ida casi siempre, como ensimismada o como triste o como cansada, pero dice que no, que no le pasa nada, que es que está en su mundo. Me pregunto cuál es el mundo de mi madre, por qué no está en mi mundo, o sea en nuestro mundo. Cuando baja al mundanal mundo, suelo agradecérselo pues hablamos o hablo de mis cosas menos mundanas con ella.
Sin grandes aventuras, como corresponde al ser reflexivo en el que me estoy transformando.

No hay comentarios: