19.3.08

Lectura obligatoria

Mira que es casualidad que esta noche se nos unió la cuñada de J. y plaf, que me tropiezo con la abuela y sus amigas, pues mira que no creáis que viene conmigo que luego todo son cuentos. Y ayer por la noche, cuando ya veníamos para casa R. se encontró con los compañeros del año pasado y se fue con ellos, bebió un poco más de la cuenta, y cómo llegó a su casa, más por los tejados que por las aceras. Por lo demás todo va de p... madre que dice algún amigo. Si no fuera por la hora de lectura diaria que me ha asignado la family, "el niño con el pijama de rayas", hala lectura obligatoria, una especie de chantaje intelectual y la única condición que tengo y que por supuesto cumplo, por la cuenta que me tiene.
Esta tarde te he visto, Silvy..., paseando tu perrito negro. Te hemos visto. No me gustas nada. Por pura casualidad estábamos paseando por delante de tu casa, porque P. no vive sin verte así que por su salud mental o sentimental, vete tú a saber, hemos ido a parar cerca de tu portal.
En cuanto al resto obedezco, he dejado de hacer gimnasia, y efectivamente el bulto del cuello parece que desaparece.

No hay comentarios: