22.1.08

Comulgar con ruedas

-Vamos a ver, vamos a ver, yo no voy a comulgar con ruedas de molino.
Frase literal que nos dijo muy cabreado el profesor de historia. Tuve que preguntar en casa qué coño significaba esta frase, yo, un imbautizado por voluntad paterna, desconocedor total del parafraseo religioso, cómo diablos meto las ruedas de molino en la comulgación de este señor. Que no, que prefiero mil veces ese dicho repetitivo de la de inglés:
-Es que hoy no estoy al compás.
-Qué, L., ¿riéndonos otra vez? Mucho te ríes tú siempre.
¿Cómo no voy a reírme?
H., el tutor, convoca a los padres de D. por los dibujos que hace, tiene los libros llenos de colgados, dibujos que realiza a petición nuestra, cada vez que hay un suspenso le susurramos, D., otro colgado y va D. y dibuja un ahorcado. Pero él no quiere dar explicaciones, que nos pasamos, él dibujando colgados y yo apuntando frases llamativas. Total, que sus padres están muy disgustados, él ya dijo que no piensa dar explicaciones hasta el curso que viene. Y entre tanto, Rambo, nos ha pedido que lo llamemos Tarzán. Qué curso de locos, cada vez que lo pienso...
Menos mal que he convencido a mi madre para que venga con nosotros mañana por la tarde a la reunión. Con voz de derrota me dijo: vale, vive tranquilo, iré. No, si yo intranquilo no vivo pero luego nos dirán que no nos enteramos de nada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

me ha gustado mucho, un besin de meme

alfaro dijo...

y con todo esto que has leído y sólo me das un besín? pero serás pirata?