20.12.07

Vacaciones

D. se ha caído por la escalera, le comunicamos al tutor. ¿En qué circunstancias?, nos pregunta, y nos quedamos mudos, nadie sabe qué circunstancias. Este es el tipo de preguntas que lo hacen único. J. lo imita muy bien y yo cuando llego a casa también lo imito. Hoy la imitación llega al límite porque me he lesionado en el partido de hockey, ni así pasarán desapercibidas las heridas de la frente y la nariz, y no pasan. Estás empeñado en romperte la nariz, dice mi madre. No, es que chocaron las pastillas y como son muy cortos... Bah, no me deja ni acabar con las explicaciones. Entre tus lesiones y mis eosinófilos hoy estamos bien y se ríe. Empiezo la retahíla de todo lo que hay que hacer esta tarde. Qué guay, un número de lotería con la bandera republicana y el símbolo de la mujer republicana, quién os hizo esto. R., me contestan. No está mal, aunque mejor está O.
Quiero instalar el Battlefield y jugar, quiero descansar de tanto Kant y de tanto Skinner, ver algún DVD y leer algunos de mis libros preferidos y también salir. No, si las vacaciones no me darán para nada.

No hay comentarios: