31.12.07

Fin de año

Me llama J. Quedamos para salir por la tarde. Por la noche no sabemos, dependemos de la familia. Nos falta organización, le digo a J. Una caquita, que dice O. No estaría mal que O. quisiera venir con nosotros, ella es algo más divertida que las otras y sabe jugar al billar y al futbolín.
Como todos los hijos únicos me aburro, a veces, y del aburrirse a hacer el burro sólo hay esa pequeña "a" de diferencia. Veo alguna película, oigo música, leo algo aquí; algo, allí. Estudiar... de momento... no, que estoy de vacaciones. Luego está la family y también está la mascota que me falta, porque también he de contar esa carencia de adolescente solo en su habitación, perdido entre las musarañas. Quiero un perro. No, no y no. Vale, vale, ya lo sé, pues una vaca, quiero una vaca. Jajaja... Anda, que si mi padre quisiera un perro..., ya estaría el perro en casa.
Qué insoportabilidad la del ser, o no ser. Lo que me faltaba, empezar a hablar tipo H.
Mañana tendré un año más. No creo que me afecte a las neuronas.

No hay comentarios: