19.4.07

La primavera la alergia altera

Desde que convencimos a la abuela para que suba al avión y se vaya de vacaciones con su amiga han pasado unas cuantas páginas, ella temía, y debe seguir temiendo, los viajes en avión. Todo se complica por la alerta de los atentados terroristas, ya no es ella la única temerosa, hoy su amiga le ha dicho: mira que si me muero en el avión... Además está todo el Mediterráneo en alerta, le ha contestado mi abuela. Llegados a estas divagaciones, las he dejado solas. Uff! ¡Menudas vacaciones! Paso esta página y llega la alegría de la primavera, mi madre tiene los ojos enrojecidos e hinchados, no es por temor al viaje de mi abuela ni mucho menos, es porque con la primavera llega la alergia, el dolor de cabeza la bloquea y actúa de modo estrambótico.
En otra página están los profesores, divididos en dos bandos, por departamentos. La profesora de cultura clásica nos llevaba al teatro toda la mañana, pues el profesor de historia empeñado en correr materia, esto dividió a mis compañeros de clase, unos se quedaban en el aula por temor a suspender historia, mi madre dijo categórica: tú te vas al teatro y trata de solucionar el problema, primero habla con la profesora de cultura clásica, eso hice y allá va ella como una walkiria sin lanza directa a jefatura a ver a la directora y al tutor, el autobús media hora esperando, pero se fue con todos los alumnos, y allí se quedó el profe de historia. Solucionado ¿Ves cómo te las puedes arreglar? exclamó mi madre feliz mientras se lo contaba esta tarde ¡Qué bien! ya puedo emanciparme, palabra cuyo significado he aprendido esta semana, y tener mis posters, mis banderas, mis...mis...no sé qué más pueda tener, mis líos cuando lleguen...


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy Paco, de Majadahonda. Pues eso, que leo tu blog y me queda en el cuerpo un cierto gusto a disipación. Más bien a tener ganas de hacer barbaridades, eso sí, de las buenas y las positivas, contigo. Only you, que diría Sancho Panza.

Anónimo dijo...

Sancho Panza y el G.J. de Omaña

Anónimo dijo...

Esto que sigue lo generó tu propia charla:

Código pero no las fuerzas de años, por otra prometen el celofán señaló un grupo no había cedido más de siete veces que sí le fue grave teniendo en los los tigres que valgo resuelva